Entradas

Mostrando entradas de junio, 2013

Análisis Morfológico - Sim City - 2/3

Imagen
Dinámicas principales de juego: observar, influir, esperar.
1. Observar La dinámica fundamental de jugar a SimCityconsiste en aprehender sinergias, para, a partir de un proceso de conocimiento del sistema, influir sobre el mismo  y experimentar con él: en pocos juegos la acción de observar adquiere el estatus de mecánica tan significativa. Cuando jugamos a Sim City, por ejemplo, no construimos un colegio, un parque o una estación de trenes sólo para conseguir tal o cual objetivo, ya sea desbloquear un edificio o cumplir una misión -repetimos: ¡Qué poco ha entendido el equipo de diseño de SimCity 2013 el sistema que heredaron!-: es cierto que lo hacemos porque puede que queramos –intencionalidad- elevar el nivel educativo de una zona deprimida de nuestra ciudad, embellecer un barrio sucio y grisáceo o dinamizar una zona industrial con la atracción de trabajadores de otras ciudades, pero lo fascinante es observar cómo nuestras pequeñas intervenciones producen modificaciones en los mecani…

Análisis Morfológico - Sim City - 1/3

Imagen
El éxito de SimCity se basa en su capacidad de engañarnos: la ilusión de un mundo que empieza a crecer y desarrollarse ante nosotros sigue produciendo una fascinación renovada a todo el que se aproxima por primera vez;con todo, el éxito masivo de la serie procede seguramente del tema elegido para simular, ajeno a casi nadie;así,muchos se han acercado a SimCity atraídos por su idea inicial y,ante esta idea genial, atemporal, universal, casi todo lo demás resulta, en parte, superfluo o, cuanto menos, secundario; dicho de otra manera: SimCity ha podido permitirse el lujo de fallar en cuestiones básicas de diseño de juegos porque su concepto inicial es capaz de soportar casi cualquier deficiencia. Con todo, el hecho de que hayan tenido que pasar diez años para encontrarnos con una actualización del concepto, y que SimCity 4 no dé, incluso a día de hoy, la sensación de ser un juego desfasado,dice mucho a favor de la sólida madurez que alcanzó entonces con él Maxis y hasta donde llevó los p…